Abr 9, 2024Sin categoría

«Este congreso está dirigido tanto a marcas y productores como a pymes de distribución de ámbito local, a las administraciones públicas y a las personas consumidoras»

 

Fernando Moner es presidente de AVACU y directivo de la Federación de Consumidores y Usuarios (CECU). Cuenta con más de 35 años de trayectoria voluntaria y laboral en el mundo del consumo y pertenece a Consejos y comités como el de Denominación de Origen de ámbito local, autonómico y nacional.

¿Cuáles cree que son las prioridades que debe abordar este congreso?

Sin duda la primera es agrupar en un mismo espacio a todos los eslabones imprescindibles en el mundo de la alimentación: productores, asociaciones de consumidores, empresarios, etc.

Por otro lado, el II Congreso de Etiquetado Inteligente debe poner en valor el concepto de alimento desde las 6 vertientes de la alimentación que se desarrollan el congreso: seguridad, salud, sostenibilidad, satisfacción, sociedad y solidaridad, y ponernos de acuerdo en priorizar su conocimiento hacia la población.

Por último, el congreso debe situar al consumidor como el objetivo principal de las políticas públicas y privadas, fomentando un mejor etiquetado, más transparente, inclusivo, eficiente y veraz.

¿Cuál es su opinión sobre el papel de las regulaciones gubernamentales en el etiquetado de alimentos y cómo pueden mejorar para abordar los problemas actuales?

La regulación es la base fundamental, porque de ella depende que tengamos nuestros derechos debidamente protegidos. La respuesta de la legislación debe ser acorde con las necesidades y expectativas de los consumidores en este ámbito, y deben fomentar esa transparencia, una información veraz y suficiente.

¿Qué consejos daría a los consumidores para que puedan utilizar de manera más efectiva la información proporcionada por el etiquetado inteligente en sus decisiones de compra y hábitos alimentarios?

Lo primero es sin duda hacerles partícipes de lo que es y lo que significa esto del etiquetado inteligente, nadie puede utilizar algo que no ha conocido de antemano o cuyo objetivo y funcionamiento desconoce. Cuando hayamos superado esa etapa, entonces será el momento de sacarle partido y que cada cual pueda utilizar ese etiquetado inteligente de la manera que mejor responda a sus necesidades concretas y expectativas

¿Por qué es fundamental ofrecer información centrada en las 6S a los consumidores? ¿Da respuesta a sus demandas?

Porque la alimentación no es sólo ingerir un producto, es muchísimo más, y tiene implicaciones increíblemente importantes para nuestra vida, para nuestra familia, para nuestra economía y para nuestro planeta, y tener esa visión amplia ayudaría a poner en valor la alimentación, los alimentos, los sectores y eslabones que trabajan en esa cadena alimentaria.

Y poner en valor algo indicaría que todos ayudaríamos a protegerlo más, a visualizar como nuestros los problemas que afectan a otros eslabones previos al consumidor.

¿Por qué es importante que las asociaciones de consumidores impulsen este congreso?

Habría muchos porqués, pero sin duda porque el contenido del II Congreso de Etiquetado Inteligente y el propio etiquetado inteligente responde a unas necesidades muy claras que durante diez años el consumidor nos ha estado diciendo que debemos solucionar. Cuando más del 50% de la población te dice que el actual contenido y forma de los etiquetados no les son de utilidad, como mínimo debes trabajar en buscar alguna solución que sí lo pueda ser, y las Asociaciones de Consumidores como FUCI, UNAE, UCA y AVACU trabajamos desde hace muchos años en apoyar aquellas iniciativas que entendemos deben ser una respuesta a necesidades reales de los consumidores